jueves, mayo 25, 2006

Colores

Desde la terraza de mi casa veo el mar cambiando el color. De negro carbón, a gris plata. Viajando desde la oscura madrugada, observas cómo se pinta de azules pálidos este lienzo, buscando el día, hasta que un fuego intenso añade a esta paleta divina, rosados y magentas. Son apenas unos instantes, un impás, una espera sosegada. Los cálidos se tornan fríos turquesas al apagarse, y viran apastelados jugando entre azules, como un viejo cuadro de Monet. Acaba de sonar el despertador fiel que anuncia las mañanas de laburo. Pero el guirigay que tenemos formado en los jardines se anticipa al gallito digital. Enciendo la jornada con energía, escuchando una coral polifónica de mirlos, vencejos, y gorriones. Puede ser que el mundo esté preparando esta función en exclusiva. Es el estreno de una nueva película.

Recostado en el sofá cama del salón de mi casa en Benicassim veo la luz.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero que bonito escriben ustedes, que hay que llamaros así por lo bien que lo haceis. La lata de espárragos con 2 lonchas de Jork y 2 rosquilletas que me termino de comer, me han sentado superwaxi en compañía de vuestras palabras. Bsazos a los 2
Eleni.

ChocoLatina Blog dijo...

Gracias Eleni, nos gusta mucho que leas y compartas con nosotros nuestra vida cotidiana y nuestros pensamientos.
Unos vezitozzzzz