sábado, diciembre 20, 2008

Cena navidad masde30castellon

Hola!!!

solamente documentaré la cena de anoche que me ha dado fuerzas para intentar seguir adelante y organizar un poquito más el grupo que tanto quiero. Un videíto para el recuerdo.


video

domingo, diciembre 14, 2008

Una cena de navidad para el recuerdo...

Viernes 12 de Diciembre de 2008. Castellón.
Ahí por las ocho de la recién entrada noche nos encontramos "los compañeros", aquellos que dijimos sí a un encuentro para despedir el año y pasar un momento divertido, en las tascas, en donde las cervecitas y las sangrías comienzan a darle calor a una noche invernal que pretende terminar en una acalorada noche.
Terminando la primera clarita de limón, nos llama Pedro Pablo y nos dice que las cervezas siguientes las tomemos en su casa hasta la hora de la cena, un gesto que me pareció amigable y notable cuando un gran porcentaje de la gente de Castellón no acostumbra a dar acogida, la preferencia del encuentro siguen siendo los bares. Fuimos, nos recibió un salon tibio con un gran árbol de navidad donde los muñecos de Disney parecían cantar villancicos iluminados por un tic tac de estrellitas. Un piano, una estupenda selección de Ripollés que no semejaban un museo ambulante sino que daban el toque justo de alegría.

Cervezas, coca colas zero, risas, bromas y a cenar, nos esperaban a las nueve en "Donde Marisa" , una buena cena y sobretodo muy amena y carcajeante. Comienzan los cubatas y yo, la que apodaron Blancanieves, ya que era la única mujer acompañada de siete hombres (enanitos), me descostillé viendo como el alcohol iba haciendo efecto entre mis compañeros; a unos les dió por hablar sin parar y sin saber de qué, a otros por la filosofía barata y a uno, en especial, le dió por llamarle "pim pim" al jefe y "tu eres un pringao", momento difícil pero divertido, menos para el jefe que parecía que cargaba con una bala de cañón en el hombro, donde este ebrio compañero se apoyó durante toda la cubateada.

Marchamos hacia un pub tranquilo del centro castellonense, y en menos de dos minutos se transformó en un centro de villancicos borrachines, todos los que estaban, más bien intelectuales, se vieron obligados a participar en la juerga montada por blancanieves y los siete enanitos. No nos echaron, lo juro, pero después de dos cubatas decidimos marcharnos, ya que nuestro compi, el más marchoso, decidió invitar a una chica del pub a una noche de amor en el baño del tranquilo pub.

En fin, llegué a casa a las tres de la mañana, un semi dormido xavito me esperaba para ver los vídeos y las fotos que documenté para el recuerdo.
video
video

lunes, diciembre 01, 2008

Argentinos, a los besos (Hernán Casciari)

El macho español observa con estupefacción y extrañeza a dos amigos argentinos besarse en el momento del encuentro, o a la hora de la despedida; lo he notado muchas veces. El beso masculino es, para ellos, inaudito; tan espantoso como llorar en público. Que una boca de hombre roce la mejilla de otro hombre no les tiñe la vista de representaciones homosexuales, sino de algo peor: les genera una sensación de vértigo, de asquete, de intimidad imposible. Besarse es, para ellos, como hablar de caca mientras se cocina una mousse.

Quizás por eso lo más complicado de conseguir en España ya no es la batata, la yerba, el dulce de leche o los yogures de dos litros, sino, y lo digo con tristeza, los amigos de la raza masculina.

Yo hace mucho que vivo acá, y solamente tengo dos amigos locales con los que se puede hablar con total franqueza, con el corazón en la mano; es decir, como dios manda. Tampoco es que los haya buscado mucho, porque esas cosas tienen que surgir con espontaneidad, pero lo cierto es que los hombres ibéricos son muy ariscos para la amistad verdadera. Son incapaces de venir a tu casa sin motivo, por ejemplo; no saben abrirte la heladera sin permiso, no toman mate, y se enojan bastante si les decís “cómo estás, hijo de una gran puta”. Pero estoy convencido de que el problema mayor, por encima incluso de su incapacidad genética para hablar de fútbol con fundamento, es que no saben darle besos a otros hombres.

Cuando fui un recién llegado a estas tierras me sentía solo, necesitado de compañía. Entonces, ingenuo de mí, quise trabar amistad con los nativos. Recuerdo haber actuado con naturalidad argentina frente a ellos: cuando conocía a españoles simpáticos, enseguida los saludaba con un beso en la mejilla. Si me caían muy bien, al día siguiente me pasaba por sus casas a la tardecita, sin avisar, y una vez dentro me metía en sus cocinas y les preparaba panqueques. Durante las charlas íntimas yo les contaba que había tenido un sueño extraño donde había un dinosaurio con una poronga grandota, por ejemplo, y más tarde me despedía de ellos con un abrazo y otro beso, y quizás por la noche los llamaba por teléfono para hacerles escuchar un disco entero por el auricular, o para explicarles algún trauma sicológico de mi adolescencia.

A causa de estas prácticas, durante mi primer año en España recibí doce órdenes de alejamiento de los juzgados y cuatro trompadas en el ojo (en el mismo ojo, para peor). Y así fue que, con el tiempo, descubrí que en España no existe la amistad masculina. Me costó darme cuenta, pero finalmente lo entendí. Desde entonces, le doy la mano a todo el mundo, pido permiso para ir al baño en casa ajena y nunca intento hablar de cosas profundas si estoy solo frente a otro señor.

Al principio es normal caer en la confusión, porque se ven por las calles muchos hombres en grupo y, a primera vista, puede parecer que son amigos del alma. Sin embargo, si los mirás bien te das cuenta que algo falla: son todo golpecito, todo palmada, todo testosterona y carcajada demente cuando pasa una rubia. Yo solía mirarlos y no descubría el error, eso que me hacía dudar. Hasta que un día lo noté: ellos no se hablan a solas.

Hay algo que los une, sí, pero se parece más a un servicio de acompañantes simultáneo. Los hombres se encuentran en la calle, se saludan, van a la cancha, van al bar, conversan sobre Ronaldo y Ronaldinho, se emborrachan, ríen a carcajadas y se vuelven a dormir. Sin embargo, ninguno de esos hombres sabe nada sobre el alma del otro. Ninguno ha estado más de un momento en la casa de nadie. No han permanecido nunca a solas largas madrugadas, no se han dejado ver cuando lloraban, ni han confesado a otro hombre sus preocupaciones más profundas. Y no. Tampoco se han besado.

El problema de los besos es el principal escollo de los argentinos novatos en estas tierras. Acostumbrados desde la infancia a darle uno a la dama y el caballero, aquí descubrimos que debemos estamparle dos a las mujeres y ninguno a los señores. Y eso nos hace sentir extranjeros, que es la peor cosa que le puede pasar a un argentino. Porque si hay algo que odiamos, que odiamos mucho, es que los demás descubran que en el fondo somos sudamericanos.
Entonces nos metemos al baño, a veces días enteros frente al espejo, y nos ponemos como locos a imitar el saludo local, hasta que nos sale igualito.
—¿Qué haces en el baño tanto tiempo? —me preguntaba Cristina en el año dos mil, cuando yo era un recién llegado.
—Me estoy dando besos en el espejo —le decía yo.
—Me habían dicho que érais egocéntricos, sí —concluía ella.

Pero el beso, como se sabe, es un automatismo cultural muy arraigado. Casi siempre la cabeza va sola al encuentro de la otra cabeza, casi siempre los labios se contraen sin que nadie se los pida. Al llegar a España, todos los argentinos nos sentimos un poco estúpidos durante las presentaciones y los saludos. Esa incomodidad nos dura unos seis u ocho meses. Besamos a las mujeres una sola vez, y ellas se quedan con el cogote alargado, como si esperasen un tren. En realidad lo que esperan es el segundo beso, que no llega nunca.

Los argentinos más alzados, al ver que las señoritas esperan algo más de nuestra boca, se creen que hay coqueteo, sospechan que ellas están calientes o algo, y entonces comienzan a actuar como pavos reales. Los malos entendidos ponen las cosas muy tensas. Y lo mismo pasa cuando, automáticamente, besamos a un hombre español sin querer. Si éste es heterosexual se pone incómodo, se le sube los colores y empieza a tartamudear, o mira para abajo. Si tenemos la desgracia de besar a un homosexual, los próximos tres meses serán devastadores. Llamados nocturnos, proposiciones indecentes, manoseos en los baños públicos... Yo conozco muchos argentinos que, por culpa de un beso mal dado, ahora están casados con señores de este país. Y les va muy bien.

Pero el problema más grave, el más incómodo y vergonzoso, ocurre con el paso de los años. Cuando ya hace mucho tiempo que estamos aquí y ya nos hemos acostumbrado al saludo local, a veces pasa que conocemos a otro argentino. Y no sabemos qué hacer para saludarlo. Empezamos el acercamiento y nos miramos a los ojos. ¿Nos dará un beso? ¿Le daré un beso? ¿O solo la mano, como se usa acá? ¿Qué haré yo? ¿Será lo mismo que haga él? El tiempo se pone en cámara lenta.Dos hombres se acercan cada vez más, nacieron en Buenos Aires, pero viven en otro lugar. El mundo se detiene a observar el choque.

Y entonces ocurre la catástrofe: nos damos dos besos. Somos hombres y argentinos, y acabamos de besarnos doble. Nos da asco. Nos ponemos colorados. No nos miramos a los ojos nunca más. Nos vamos alejando el uno del otro.
Somos putos.

jueves, octubre 02, 2008

Mas vale caer en gracia que ser gracioso???

Cada día pienso más que ese dicho no es nada acertado, el tema es que cuando las cosas te salen bien, bajo el pensamiento de los demás claro, es porque has caído en gracia, no porque te lo merezcas, entonces comienzan los comentarios a las espaldas del que "cae en gracia", en lugar de decirle en la cara lo que piensan.


Cuando hablo del tema es porque tengo conocimiento de causa, y como tengo ganas de descargarme en algún sitio donde no tenga que discutir, pues lo hago aquí, porque de esta manera se entienden mejor las cosas, al menos a mí me quedan más claras.


¿Por qué, cuando un superior te dá una orden de hacer algo que quizás querrían hacer los demás, se piensa enseguida que tú lo has pedido o que lo sabías desde antes, o que has querido escalar por sobre los demás?, no lo entiendo, juro que no lo entiendo.
Otra cosa que no aguanto son las caras de culo, hay gente que tendrían que detenerla por portación de cara, porque es insoportable. ¿No es mucho más bonito un gran BUENOS DÍAS, que un saludo que casi se queda atrapado entre los dientes?, no sé yo prefiero pasar la mayor parte de mi tiempo despierta, con buen humor, con tranquilidad, con pocas preocupaciones, y es mi filosofía diaria, por ese motivo me llaman la feliz, pero a mi me dá igual, es un apodo grandioso.
Tendría más para descargar, pero me tengo que ir a trabajar, antes por supuesto advertirles que esto es una historia, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia...

lunes, septiembre 29, 2008

Los de Telemadrid tú...

En esta noticia de Telemadrid se quejan de que si te vas de vacaciones a la
costa catalana,los restaurantes se llaman '*El racó del Bon Menjar*' y los
helados se llaman '*gelats*' y los zumos se llaman '*sucs*', y se quejan de que
esto sea así, y de que se indique así.
¡Qué fuerte, qué fuerte! Así que 'gelats'... ¡qué barbaridad!
¡¡En catalán helados no se dice 'helados', se dice 'gelats'!!
¡¡Dios, qué fuerteeeee... qué atropello, qué indignación!!
¿¿Pero cómo puede ser que en otro idioma no digan 'helados' igual que se dice en
español??
(menudo descubrimiento que acaban de hacer estos 'periodistas' de TeleEspe, eh?)
Y encima la culpa de que se diga 'gelats' la tiene el gobierno catalán... que es
el que está obligando a los catalanes a decir 'gelat' y 'entrepà de formatge',
pero qué fuerte!!!
Lo mejor de todo es el enfoque de la noticia:* SE QUEJAN DE QUE AL ESTAR EN
CATALÁN, LOS TURISTAS NO LO ENTIENDEN*.
Y luego nos recuerdan que el turismo es muy importante para la economía
española, para que pensemos que por culpa del catalán y el vasco toda España nos
vamos a arruinar...
(Por cierto, no viene a cuento, pero ¿Sabéis que entre los mejores restaurantes
del mundo, todos los españoles que hay son catalanes o vascos?).
Vaya, vaya... así que en Telemadrid se quejan de que los guiris no entienden los
letretitos de los bares.
Pero es que como todos sabemos, los ingleses y alemanes que vienen a
emborracharse en las playas españolas tienen todos un doctorado en filología
hispánica y si estuviera en español lo entenderían... además de que un
restaurante no se ve claramente que es un restaurante, y un puesto de helados
tampoco se ve claramente que es un puesto de helados... NO... no se ve. Es
necesario que lo ponga un cartel, y además en español.
Yo es que vamos, cuando me enteré de que en la esquina de mi casa había un bar
fue porque había un letrero que ponía 'bar', ya que lógicamente, cuando vi el
bar como tal no me di cuenta de que era un bar...
¿Qué debía de ser aquello tan raro con mesas y sillas y una barra y una terraza
donde un señor servía cervezas y cafés?
¿Sería un puticlub al aire libre? ¿O una correduría de seguros? Hummm... ¿Un
bufete de abogados? ¿O quizás una obra de Gaudí en plan tirao?
No, espera...
¿Y si era una tienda del Barça? ¡O una sede de Esquerra Republicana de
Catalunya! ¡Ahí, en medio de la calle, que la ven los niños!
No... señores... ese sitio donde un camarero servía tapas y bebidas... ¡¡era un
bar!!
¡¡¡Quéeeee!!! ¿¿Un bar??
¡¡Pues que pongan el letrero con la palabra BAR bien grande (y en español), que
soy de Madrid y no me enteroooo!!
Volviendo al ejemplo del 'entrepà de formatge' (bocadillo de queso).
No es por nada pero un francés y un italiano entienden perfectamente la palabra
'*formatge*', porque en su idioma se dice igual. Lo que dudo que entiendan es
'queso'...
¿Es que Cataluña o Mallorca no tienen turistas franceses o italianos?
Curiosamente, en italiano 'helado' se dice '*gelato*' (muy parecido a 'gelat') y
yo creo que es mucho más internacional escribirlo con G que con H (incluso en
Japón existe la palabra GELATO!!), ya que todo el mundo conoce el famosísimo
*'gelato' italiano* (menos en Madrid... allí por lo visto sólo comen «membrillo»).
Otra de las quejas de la noticia es que tardaron 'una semana' en enterarse de
que en un sitio donde ponía 'FRUITA' vendían *fruta*.
¡Uffff!
¡30 años de vida y 5 cursando una carrera para descifrar este increíble
jeroglífico... FRUITA = FRUTA!
Estos de Telemadrid... les cuesta, les cuesta...
Pero de nuevo lo más curioso... Insisten en que *los extranjeros no lo
entienden*...
¿Ah, no?
¡¡Pero si en inglés fruta es FRUIT !!
¡¡FRUIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIT!!
(Señores de Telemadrid: ¿notan ustedes el asombroso parecido con la palabra
catalana FRUIIIIIITA? Está en la letrita 'i', por si su gran conocimiento de
idiomas no les permite percatarse de ello).
Una cosa que muy poca gente sabe, y que no interesa que se sepa, es que el
español es una lengua rara entre todas las románicas porque el vocabulario se
derivó de una forma muy diferente... por ejemplo: ventana se dice finestra en
catalán, fênetre en francés, fenestra en italiano... el español es el único en
que derivó 'ventana'. Lo mismo pasa con 'dirección', en todas las lenguas
románicas existen dos palabras: una para referirse a la dirección en que algo se
mueve (direcció, direction...) y otra para la dirección donde está algo, como
una casa o una dirección de e-mail (adreça, addresse, indirizzo)... El español
es la única en que sólo derivó dirección. Y lo curioso es que gracias a que
*muchas palabras pasaron del francés al inglés* (liberty, transport, table), en
inglés también existen dos palabras: 'direction' y '*addresse*' (¡qué curioso!
¡se parece al catalán* adreça* y se pronuncia casi igual!).
El catalán es una puerta directa para comprender el francés, e indirecta para
comprener mejor el inglés... y viceversa.
Otro ejemplo: mesa... en catalán taula, en francés table... y en inglés también
'table'.
Y otro: aceite... en catalán OLI, en italiano OLIO, en francés HUILE y en inglés
OIL.
Pero claro, los de Telemadrid se quejarán si van a un bar en Barcelona y en las
aceiteras pone OLI (en catalán) y no ACEITE, porque dirán que es que OLI los
extranjeros no lo entienden, pero aceite sí que lo entieden (claro, claro...).
Lo curioso es que en las aceiteras normalmente no pone NADA, porque todo el
mundo sabe distinguir el aceite del vinagre (supongo que en Madrid también...).
¡Ay, qué lengua tan difícil el catalán!
¡Que no se entiendeeee!
Volviendo a la noticia...
Es curioso que no se quejen de que en los autobuses tampoco ponga 'autobús',
sino 'Transports Metropolitans de Barcelona'... porque claro, para saber que eso
es un autobús,* hace falta que lleve un cartel bien grande* que ponga 'AUTOBÚS'
(en español), que si no, los madrileños no lo entienden y se piensan que es un
coche de bomberos... igual que una heladería, que si no pone bien grande
'HELADOS' se piensan que lo que están vendiendo son cacas de perro de colorines.
¿Y ya les han pedido a los del McDonald's que pongan un letrero donde diga
'Hamburguesería' (en español)? A ver si un madrileño se va a pensar que es una
tienda de algo de Madonna...
Por cierto... en Cataluña y Mallorca muchos McDonald's tienen los menús en
catalán... queja que también leí en otra noticia.
¡Ay, qué dilema!
¿Cómo se dirá BigMac en catalán? ¿Y Coca-Cola? ¿Y McFlurry? ¿Y McNuggets? ¿Y
patatas?
'¡¡Jo, tía, yo es cuando me la voy al McDonald's en Barcelona está el menú en
catalán y la digo, que no me la entiendo!!'
(Nota: patatas se dice patates, apuntáoslo que no se os olvide, no sea que luego
no lo vayáis a entender).
Por lo visto llevan un par de años con este tipo de noticias dando a entender
que moverse por Cataluña es imposible porque no se entera uno de nada... y
también difundiendo la idea de que 'te multan si pones el letrero en
'castellano', cuando la realidad es que los comercios *pueden poner todas las
lenguas que quieran*, sólo se les pide que también haya información disponible
en catalán.
Alguno no estará de acuerdo en que se obligue a poner la información como mínimo
en catalán (o el idioma que sea), ya que lo que debe primar es la libertad, si
sólo quieren ponerlo en chino, pues en chino... Pero ése es otro tema, y
curiosamente, nunca lo han tratado en Telemadrid ni en ningún otro sitio. Ellos
(y la Cope y muchos otros medios) sólo han tratado esta gran mentira: '*Te
multan por rotular en castellano*'. Es decir: Está prohibido usar el castellano.
¿Cómo te van a multar por escribir algo en castellano? ¿Alguien se lo cree? Sí:
los tontos.
De todas formas, si un restaurante decide llamarse 'El racó del Bon Menjar' y no
'Mesón Pepe' será porque quiere, ¿no?
Pero claro, en Telemadrid se quejan de que con ese nombre los turistas
no entienden que ahí lo que se vende es comida ('menjar').
Es curioso, porque la mitad de veces en mi vida que he comido en un bar o
restaurante (en España, en Italia, en Japón, en Francia...), jamás me fijé cómo
se llamaba...
¡Simplemente vi que era un restaurante y entré!
Pero, no, los telemadriles quieren que se lo pongan ahí bien clarito en su
idioma, así en plan Homer Simpson.
'ATENCIÓN: AQUÍ, COMIDA, PA JALAR, ¡ÑAM ÑAM!'
Por cierto, yo tengo una queja respecto a los bares de Madrid.
He ido muchas veces, y me encanta ir a comer al MUSEO DEL JAMÓN.
A pesar de su nombre, no es un museo, es un bar-restaurante... Yo supongo que
los madrileños, listos y cultos como son con sus musicales y sus museos y su
Real Academia y esas cosas, saben reconocer que un bar-restaurante es un
bar-restaurante y no el Museo del Prado, por mucho que se llame 'museo' (de la
misma manera que sabrán que una heladería es una heladería aunque lo ponga en
catalán, ¿o es que el sentido común se lo dejan en casa?).
La cuestión es que en este Museo del Jamón, al igual que en algunos bares de
Madrid, vendían una cosa que ponían ahí en un letrero, y que yo nunca logré
entender lo que era.
Ellos se quejan del 'entrepà de formatge' en un bar de pueblo catalán, porque no
se entiende.
Pues yo me quejo de otra cosa que tampoco entiendo, no en un bar de pueblo, sino
por todo el centro de la capital española.
La cosa que nunca logré entender en Madrid, por no estar rotulada en cristiano fue:
'PANTUMACA'
¿¿¡¡ QUÉ COÑO ES PANTUMACA !!??
¿¿ES UNA PALABRA DEL DIALECTO MADRILEÑO??
¡¡¡¡ QUE ROTULEN EN ESPAÑOL, POR FAVOR !!!!
*PD: Esto es una crítica sarcástica a Telemadrid y a la gente rancia que aún no
se ha enterado de que en España (como en muchos países) se hablan varios idiomas
y es algo perfectamente normal.*
*NO es una crítica a los madrileños (entre otras cosas porque tengo amigos que
lo son) ni tampoco es una crítica a su maravillosa ciudad.*

domingo, septiembre 28, 2008

Hoy arroz con bogavante...

Nuestros amigos son los mejores... sin más


video

Limpieza??? imposibleeee

No es que no quiera, lo prometo, es que no me dejan. Una que tiene hijos perros y los a malcriado demasiado, cada vez que quiero pasar la aspiradora sucede lo que verán a continuación...

video

domingo, septiembre 21, 2008

lunes, septiembre 15, 2008

La burra hinchable de Pedrito

Generalmente no suelo hablar de mis compañeros en el blog, ya lo hago en el trabajo, pero hoy puedo afirmar fehacientemente que vale la pena.

Me anticipo a hablar de este tema cuando en realidad tendría que haber contado nuestro domingo curioso y "frangelico", pero estoy exitada con este tema.


Mi compañero Pedrito, uno de los carretilleros se compró una máquina de esquilar cabezas humanas, por el módico precio de 29€, y decidió amortizar la compra con cuatro o cinco esquiladas de la suya propia. Lo cierto de todo esto es que la cabeza le quedó tal cual uno de los protagonista de la publicidad de aquarios, de la colifata, y hoy fue el tema del día.


Puedo asegurar que su cabeza le quedó como cuando quisimos pelar a nuestro perro Dany, que el pobre hasta tenía vergüenza de salir a la calle, pero Pedrito no, va por el mundo con un par y con una sonrisa de oreja a oreja porque además este look es especial para su próxima despedida de soltero.


Nos ha contado que tiene la burra preparada, nosotros pensamos que era una de verdad, por la ilusión que tiene claro, pero no, resulta que es una hinchable del sex shop del que es habitué.


Como no pude hacerle fotos quise dejar plasmado este momento para que no se me olvide, pero si puedo haré tres o cuatro fotitos para que se pueda ver al detalle.


Nooo, fotos de la burra noooo, sólo del corte de pelo.


sábado, septiembre 13, 2008

Sábado relajadísimo!!!



Un sábado genial, paseo de perros por la montaña, milanesas a la napolitana con puré, siesta, dibujos, paseito por la playa y por la zona de la concentración de motos, bocadillos de longaniza, dibujos y muuuuchooo relax...

La noche de anoche (cenita friki)















En breve los vídeos... eso sí que promete.

viernes, septiembre 12, 2008

La abuela de la playa

Cuando vuelva de la casa de la princesa maruja y el príncipe Rabón, les cuento lo que me pasó en la playa, típico caso de sindrome de la propiedad y racismo.

Bueno, ayer llegamos un poco tarde y no tenía ganas de ponerme a escribir, ahora que estoy calma haré memoria y les contaré lo sucedido.

Resulta que, como todas las tardes de verano, al volver del trabajo, mi xavito y yo nos vamos un ratito a nadar. Ayer, cuando íbamos rumbo a nuestra playa nos dimos cuenta que el mar estaba revuelto y decidimos caminar hacia el voramar buscando una playa un poco más limpia. En la escuela de vela vimos que no tenía tanto revuelto de todo y dejamos las toallas sobre uno de los bancos de cemento que hay alrededor, para no dejarlas sobre la arena. Intentamos meternos pero nos daba un pelín de asquito porque todas las algas del mediterráneo habían decidido estacionarse en esa playa. Decidimos irnos también porque nadar era una misión imposible. Cuando voy hacia las toallas, xavito se va un poco más a prisa hacia la otra playita para ver si había suerte mientras yo recogía nuestros dos trastitos. Llego al banco gris y había una abuelita, unos setenta años, y cuando voy a recoger mis cosas me dice:

- y tú ¿por qué dejas las cosas en este banco?, en este banco estamos mi marido y yo, es nuestro.

Mi paciencia con los abuelos suele ser magna y jamás me activaría en su contra, pero el tono que utilizó, no me inspiró ninguna ternura y le contesté.

-porque quiero...
-pero aquí estamos mi marido y yo.
-pero señora, cuando llegamos no había nadie sentado, y yo solo apoyé mis toallas.
-pero si ves que hay otra toalla es porque está ocupado.
-pero señora, el banco es grande y se supone que se pueden apoyar cosas aquí.
-pero estamos nosotros, ¡¡¡¡quítalas de aquí vamos!!!!
- no no no no no, el banco es público, yo no quito nada.
- el banco es mío
-señora, si me muestra la escritura le pediré perdón y me iré.
-tu lo que tienes que hacer es respetar a todos, yo respeto aquí y en cualquier país.

Esas palabras fueron las penúltimas que crucé con la señora ya que cuando metió lo del país y me dí cuenta que mis toallas eran extranjeras y ella una xenofóbica decidí no discutir más con una corta que lo que le hizo la edad es potenciarle la mala leche. Así que me fuí con mi xavito sin antes decirle mi última frase.

-Usted está mal señora, eso es lo que le pasa y aunque se lo explique en inglés, en valenciano, en castellano o en "argentino", jamás entenderá nada, usted es corta y mala persona. Adeu.

No se lo quise decir en catalán porque como ella era madrileña le hubiera resultado más difícil aún, pero si que tenía muchas ganas...

jueves, septiembre 11, 2008

Los vaguitos a Cheste

¿que si nos hemos comprado una moto? Noooooo, no se olviden que casa vaguitos es un matriarcado y si a la mamá de los perritos no le gustan las motos, no hay motos.

A Cheste vamos a ver a la Diosa Pop, la cincuentona envidiada por millones de treintonas, sí, sí, sí, a Madonnaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa...

No soy fanática, pero tengo que reconocer que un espectáculo de esa índole hay que intentar no perdérselo. Resulta que se me ocurrió decir ayer a mi compañero Jose, mientras hablabamos de música, que un concierto imperdible era el de la señora rubia del corpiño en punta, pero me había quedado sin entradas. En ese momento, él, con su bombillita encendida me contó que su cuñado, es decir, mi jefe, tenía cuatro entradas de las cuales usaría solo dos. Ese fue mi momento del día, dos entradas para el concierto casi al alcance de mis manos.

Pero claro, ahora faltaba la parte más difícil, convencer al vaguito de que por 69€ el sueño se hacía realidad, pero la cosa no fue sencilla, me costó cuatro emails, y una breve y tranquila discusión en casa.

Nada, que hoy tengo las entradas y el jueves que viene a las cinco y media estaremos camino a Cheste para ver el good show.

Solo quería pornerles los dientes largos, pueden llamarme capulla o como más les guste, pero que sepan que el próximo paso es subir fotos y vídeos.


lunes, agosto 25, 2008

Mi primo el alto.

Edgardito, un grande, pero no por su tamaño, una criatura adorable de casi dos metros. Es mi primo, el hijo de mi tía Lidia, mi madrina, la que cocina la tarta de chauchas que más me gusta cuando en navidad la mesa llena de platos de todos colores y variedades.
Siempre fuimos primos de las fiestas, pero cada fiesta con él era una sorpresa.Tenemos una prima, Analía, que de pequeños era la reina de la fiesta, la que recitaba poesías con voz de niña adulta, en castellano y en inglés, la que cantaba con voz de Shirley Temple todas las canciones de moda y las populares. Claro, todos queríamos ser protagonistas en esas fiestas y parecer un poco artístas también, entonces él, en una de esas fiestas de mesas largas, cuando la gran artísta amenizaba a todas las tías, se clavó en el centro de la mesa y comenzó a cantar a los gritos, Camelia, Camelia, Cameliaaa, Camelia de mi corazónnnnnnnnnn.

A medida que crecimos siempre esperabamos sus chistes, sus salidas humorísticas y originales, una vez hasta mató a una alfombra y cantó un tango en plena calle el fin de año del 2000.

Ahora que estamos más grandes, tuvimos que soportar una serie de experiencias traumáticas que han sido menos agudas para mí gracias a él, cuando tuve que ir corriendo a Buenos Aires porque mi papá estaba a punto de mudarse a un piso en las nubes, mi primo Edgardito se ocupó de todos los detalles, me hizo sentir apoyada sin saberlo desde 12000 km.

Es un gigante entrañable, un anónimo porque quiere y un popular para los que lo quieren. Este es una pequeña cajita de bombones entre una montaña de choclate que el me regala sin saberlo.


domingo, agosto 24, 2008

Día de playa!!!!!!!



Lo previsto. Hoy es un día de playa estupendo, creo que hoy será el día en que me lleve el mate a la playa por la tarde. Le contaba a mi Xavito que en las playas argentinas se acostumbra a llevar el termo, el mate y todos los accesorios, es un elemento más importante que la sombrilla si se me permite decir.
La cuestión es que mi chico está bastante enojado con la gente de Benicassim, hoy se quiere ir a vivir a Fredes o a un sitio donde no esté rodeado por la estupidez, porque ayer, mientras paseaba a los perritos por la playa (a las siete de la mañana), vino un policía a pedirle el nombre porque lo habían denunciado. Eso es un tema del que prefiero no hablar porque sé que me iría de boca, entonces mejor dejarlo así y continuar con el relato.
Quiere que nos montemos una granja y que tengamos más animalitos, me seduce la idea, pero no quiero trabajar en la tierra, ni en el chiquero, ni en el gallinero, con lo bien que estoy yo con mi culo en el sillón marrón mirando la pantalla todo el día.
Así es, a mis casi cuarenta años convertirme en una Heidi por tres gilipichis que no saben convivir con seres que tienen la inteligencia que ellos no consiguen ni en rebajas, eso sí que no. Los perros por su naturaleza social entienden la estructura social y las obligaciones y a menudo aprenden rápidamente cómo comportarse con otros miembros del grupo. Pero los humanos, ¿qué me dicen de estos tres que espían por la ventana de su casa (ilegal) a pié de playa y llaman a la policía para fastidiar?. Pienso que esa gente es de la que tiene su perrito de raza por estatus, lo pasea la mucama y que si lo tienen que pasear ellos dejan la mierda tirada en la calle. En fin, se amargan con la felicidad de los otros, esos nunca bajarán a la playa.
Bueno, al final me desahogué, les dije que no quería, pero bueno, después de todo el blog es mío y escribo lo que pienso.

sábado, agosto 23, 2008

Algunas de las cosas que me gustan...


Y la dieta???



Para los que después de leer lo de la cena mexicana me han preguntado si la dieta continúa, les digo SÍ, no claudicaré, seguiré sumergida en el mundo de las manzanas, tomates y melones, pero debo reconoces que ayer cayeron dos fajitas, unos bocados de chile con carne y choricitos con frijoles, pero... hoy tomates y melón.

Gracias por las preocupaciones, jejejeje

Tormenta de agosto

Pero ¿quién dijo que se acaba el verano?, una tormenta no es el fin señores, yo todavía puedo oler a aceite de coco, a gofres y a pescadito frito. Mi abuela decía: "un resbalón no es caída", por lo que mi conclusión es, una tormenta no es invierno.

Hablando de tormenta, ¡qué susto me pegué ayer!. Estaba disfrutando de mi viaje de viernes del trabajo a casa, con la cadena ser de fondo comentando el partido de basquet, un poco mirando el mar, otro rato escuchando y de pronto, un simbronazooo, ¿¿¿terremoto???, nooo, me estaban vaciando una piscina arriba de mi coche. Bueno, esa era la sensación, pero no conforme con ello, de pronto escucho crack crack crack sobre mi C2 granate. Un cocktel de granizo y agua que me quitó la visibilidad por completo, literalmente no veía nada.

Decidí estacionar y esperar que pare un poquito, tenía una especie de compañero que me tomó como guía, yo paré y el también, cuando decidí que ya podía salir, él también, le inspiré confianza parece. Eso es bueno, en casos de caos la gente incorpora el sentimiento de hermandad en un chasquido y se transforma en ser solidario. Menos la fulana que en el paso de cebra mi miró y sin saber si mi pié se apoyaría en el freno le dijo a su marido: "No para la hija de putaaaa". Gran error por parte de la señora, además de decirle con mi mirada y con mi pie "¿vos no vés que estoy frenando boluda?", me hubiera gustado decirle que en estos casos, ella sólo se mojaba, y yo si paraba mucho el coche corría el riesgo de no poder arrancarlo porque se le moja el delco y olvidate del auto por un tiempo, pero bueno, no gasté más de lo que mis energías positivas quisieron y seguí caminito para mi casa ya que mi xavito me esperaba para irnos a casa de Javier y Varvara (vilavellero y rusa) que nos estaban esperando porque organizamos una cena mexicana en su casa. Cabe aclarar que la cocina estuvo a cargo de los vaguitos y nos quedó especialmente buena y suculenta.
Llegué a casa y mi Xavito había grabado un vídeo de la tormenta, dejo constancia.



video

jueves, agosto 21, 2008

My tabletita




De verdad que el tema es más complicado de lo que me imaginaba, hace diez minutos que he conectado la tableta gráfica, que el Sr. England Cut (corte inglés) me ha proporcionado luego de entregarle voluntariamente cuarenta euricos o chocorocks, como más les guste.

Se preguntarán seguramente, para ¿qué quiere esta un aparato de esos?, pues yo me hago la misma pregunta, pero aún no puedo contestarme, es un caprichito loco que le llaman.

Aquí está, se las presento, la wacom bamboo one, la que me dará miles de satisfacciones jejeje, y le dará forma a mi logo que quiero montar mi marca en breve y quiero hacer mi propio diseño...

lunes, agosto 18, 2008

De nuevo a la escuela...

¿Qué les voy a contar?

Aquí me tienen sentada en mi sillón marrón con rueditas, ese que abandoné por quince maravillosos días y que me esperó tal cual lo dejé, no ha sido igual con mis bolis, que siempre que me voy, ya que me gusta comprarlos de colorcitos y formatos extraños, son ideales para ser sustraídos, y desaparecen. Así fue, estoy escribiendo con un boli que quién sabe cuál es la fecha de compra, es de esos que el albarán estará de color amarillo.

Nada, segunda quincena de agosto y esto se mueve poco, por suerte, como la mayoría de mis compis está de vacaciones, la cosa es variadita y entretenida, pero ya les digo, mi tumbona roja me gusta mucho más que este sillón y la brisa del mar es un poco más placentera que el ruido constante del aire acondicionado.

Me iré a comer a casa, mi Xavito me está esperando con alguna ensaladita de los tomates del huerto de la Paqui, mi suegra, que están carnosos, jugosos y sabrosos, osos osos, y alguna cosilla más de su culinaria.

Ya he vuelto, lo dicho, he comido los tomatitos y me he tirado en el sofá media horita, qué placer, con un almohadón en la panza y arriba a mi perrito Diego haciéndome compañía. A las tres un despertar a besos increíble que me dio alegría para agarrar un café granizado del congelador y salir nuevamente para trabajar.

Nada traumático, todo superable…

domingo, agosto 17, 2008

Otra vez de fiesta


Pues sí, es difícil de creer pero Los Vaguitos han tenido un segundo día de fiesta consecutivo. Nuestros queridísimos y muy celosos amigos, Los Príncipes (Maruja y Rabón) nos han hecho el honor y hemos pasado una velada agradable y divertida muy a pesar de Benicassim. Nuestro pueblo se ha convertido en aburrido y sin encanto a la hora de la fiesta.


Demás está decir que nosotros la fiesta la llevamos en los bolsos y la sacamos cuando queremos, peroooooo... nos faltan esas mesas ocupando la calle, ese espíritu de peña y de fiesta local que es lo que ahora se añora. Así y todo las risas no han faltado y la compañía de los príncipes, siempre, siempre es la mejor.


Hemos estado tomando cervecitas en el Gambrinus, palabra muy difícil de pronunciar para Merchitas, y luego nos fuimos a cenar al Nou Café, nuestro lugar. Bocatas de variados nombres y colores, ensalada, y patatas fritas con queso.


Por supuesto que hemos tomado muestras de los hechos y ahí van para todos ustedes...




video


sábado, agosto 16, 2008

A las seis de la mañana...

Sí, sí señores, la fiesta terminó a las seis de la mañana, como se imaginarán a esta hora mi inspiración es muy precaria, entonces edité un video cortito para que vean que el efecto de la unión de las tres naciones ha sido muy positivo.

Ahí va la prueba contundente, no se vé mucho porque la luz de las velas no es demasiado apta para mi olimpus rosadita, pero se escucha y eso alcanza para comprobar el poder del Vodka y la Coca cola Zero...


video

viernes, agosto 15, 2008

El melocotón de Aragón

Hoy tenemos cena, una cena particular, seremos cuatro parejas: Español - Rusa multiplicado por tres y Argentina y Vilavellero a nuestro cargo.
Una mezcla de culturas perfumada con Vodka, Dulce de Leche y Paella, ese revuelto que en casa se estila pero con el toque soviético que enriquecerá la velada.
Me toca hacer Tiramisú, no sé si ha gustado o qué pasa, pero juro que es ha pedido del público, pensaba agregarle al café para la mezcla unas gotas de vodka, pero mi abuela decía que pan con pan comida de tontos, motivo por el cual me inclino hacia el Cardhú (ya sé que dirán es una concheta o pija) pero es el único uso que le damos en casa, y algo hay que hacer con las cosas que vienen en la cesta de navidad.
Ahora mismo este post me está saliendo un poco revolucionado, entre que me levanto y pongo el bizcocho, vuelvo y lo cuento, mis dedos de barnizan de nata, y otra vez a escribir, creo que esto no saldrá organizado, así que ahora vengo y le doy al cuento de un tirón.
Bueno, ya está, quedó estupendísimo, de pinta, ahora falta que su interior sea comestible, aún no me fío de mis habilidades reposteras...
Mientras estaba "cocinando", pasó la frutería ambulante, una señora en una furgoneta con unos altavoces de gran alcance que siempre pasa a la hora en la que preferís que no pase, llámese ocho de la mañana o tres y media de la tarde, pues hoy hizo la entrada de las tres y hemos hecho un pequeño corto titulado "Furgogirl, la frutera de los despertares", suena romántico, pero les prometo que cuando estás en uno de esos sueños bonitos, escuchas de pronto el melodioso:
- ¡Ya llegó el furgón de la fruta, melocotones, sandías y melones al mejor precio del mercado!, para la señora y el caballero el melocotón de Aragón...
Y así repetitivas veces en menor o mayor volumen, ya que como les dije, tiene gran alcance.
En fin, me fui por las ramas voy a colgar el vídeo del MELOCOTON DE ARAGON porque se me fue la inspiración, pero no la poesía jejejej.

video

Para tomar conciencia con humor

jueves, agosto 14, 2008

Mi mamá, una Heidi bonaerense en Capital




Mi mamá nació en el campo, ella es una mezcla granos de trigo y leche de vaca, perfumada con eu de toillette de Yves Saint Laurent (el perfume París la vuelve loca); una señora servicial, curiosa y muy muy amistosa (aunque ella ignora esas cualidades, cree que no le es fácil hacer amigos...)
Nació en una ciudad -Pueblo bonaerense, que se llama "Las Flores", iba a decir el año de nacimiento pero creo que se enfadará conmigo, es muy coqueta, y como no aparenta la edad que tiene, se dá el "lujo" de bajarse una década.
Yo la llamo "SOL", porque es brillante, tiene luz y la sabe explotar, no para de hacer cursos de lo que se le cruza, ella puede hacer los mejores bordados sobre paños de colores y los transforma en almohadones, modifica una cortina y por resultado le dá un vestido de fiesta, del inglés se ocupó de saber más allá del "yes",la informática es un campo que ya no la doblega y ahora, lo que le faltaba, ¡¡¡está estudiando teatro!!!.
Esto es un capítulo nuevo que en mi puta vida (que no es lo mismo que vida de puta) pensé que lo iba a ver. Me explico: ella vivió siempre queriendo ser artísta, comenzó con su voz melodiosa y afinada cantando para sus dos orejas, las canciones de Lolita Torres, coplas españolas, que le quedaban como anillo al dedo, pero tenía una vergüenza absoluta. Quemó sus ansias de ser artísta casandose con un actor, mi papá, claro está. Cuando mi papá inclino sus aptitudes artísticas a la política, nací yo, una pequeña artista en potencia y como no, cantante. Se subió imaginariamente a todos mis escenarios y transpiraba todo el recital cantando como si fuera ella.
¿Qué pasó?. Yo me vine a España y mi papá ¿quién sabe en que piso de nubes andará?; entonces a ella le renació la artista, y ahí está, haciendo obras teatrales clásicas por el barrio, sin miedos, sin fármacos jejeje, ella solita interpretando y soltándo todo aquello que siempre soñó. Me encanta, me enorgullese porque es una luchadora, una incansable de la vida.
No es porque sea mi mamá pero es la mejor la cabrona, no le tiene miedo a nada, ella es quien me metió en el pensamiento metafísico y la que me inició en eso que hoy yo le llamo "jugar a vivir". Hizo que mi vida sea más fácil y como yo quiero, que no responsabilice a los demás de mis actos y me haga cargo de ellos sin quejas, es quien desde pequeña me hizo vivir la música, disfrutarla e incorporarla a mi vida como algo vital. Es mi mamá, ¿hace falta más?...










lunes, agosto 11, 2008

Mis zapatos nuevos



Nunca me caractericé por ser demasiado ágil, elástica y resuelta para la actividad física. Desde pequeña he tenido que soportar humillaciones del tipo gimnásticas que me gané gracias a mi habilidad motora.



Mi prima, Karinita, o la Xixi como le llamamos los amigos, en cambio, era un az, ella dominaba todas las actividades que yo veía lejanas, como saltar de un tejado a otro, saltar desde la cima de los columpios al cuadro de arena, tocar un timbre y salir corriendo sin que te descubran. Yo debo decir que me limitaba a mi bicicleta verde, regalo de la tía Tere, que gracias a las clases magistrales de mi mamá Olguita, pude demostrar mi equilibrio sin rueditas en poco tiempo. Los patines, artilugios por los cuales mis dos tobillos fueron convertidos en momias gracias a mis sendas caídas (eso fue lo que ante mi traumatólogo me hizo ganar el título de Boluda).



Pero claro, la bicicleta y los patines son cosas fáciles, yo quería hacer cosas de héroes, de líder, pero tuve que poner a ivernar mis traviesas ideas ya que no tenía la capacidad física para lograrlo.



Recuerdo que un domingo, en la visita obligada a casa de la abuela de todos los tíos y primos, me fui a casa de Karinita, que vivía en la misma calle, y ahí ocurrió la historia. Me viene a la memoria un inciso que es importante para el relato ya que es parte protagónica de la historia.



Mi mamá, me había puesto mis zapatos nuevos, los de nena tipo Camper o Sknipe, esos que tienen la hebilla a un lado y la tira de cuero cruza el empeine; pues estaban radiantes, de esos que al caminar parece que vas dandos saltitos por la luna por lo mullidos y cómodos que son. Ese domingo, como iba contando, decidí hacer travesuras, y para ello mi prima Karinita era súper especial. Comenzamos la tarde de una manera light, cocinando azúcar, los hacíamos en forma de copos y nos lo comíamos como si fueran palomitas o pochoclos como los llamamos en Argentina. La tarde continuó bien, la tía Chiqui, mamá de mi prima, no nos veía porque estaba haciendo peinados de altitud con el peine de cola y la laca, es que tenía una peluquería instalada en la casa, y eso nos daba libertad de acción; así que hicimos lo que para mí fue la GRAN travesura. A la casa de Karinita se entraba por un pasillo largo que era el puente de entrada a tres viviendas, pues la segunda vivienda estaba abandonada, hacía unos años, y ese era nuestro objetivo. Como les había dicho ella era experta en saltar tejados, pero yo no. El tema era que con mis zapatos me sentía más apta para ese fin, eran tan cómodos y seguros que no le veía truco a entrar en una casa por la ventana. La cosa era que la ventana estaba a tres metros de altura y había que subir por un caño con forma de escalerita. Lo hice, llegué hasta ahí, ya me sentía la mejor, pero no había contado con el trayecto final, ese que nos comunicaba de la ventana cerrada a la que había quedado abierta para que dos mocosas pudieran husmear. Faltaba ese salto final donde entre ventana y ventana solo se veía un vertiginoso vacío de tres metros de altura.



Salté, con la bendita mala suerte que mi zapatito, ese que me trasladaba con seguridad se quedó enganchado en un alambre que salía de la ventanita de la casa abandonada. Mi prima, por supuesto, ya estaba dentro de la casa, su habilidad no fallaba nunca. No caí, por poco, me salvo el brazo fuerte de Karinita, pero mis zapatos, rallados y sucios fueron el motivo de mi penitencia de una semana dentro de casa, sin televisor ni amigos.



Me apuesto dos polos de chocolate que ustedes tienen alguna historia similar... ¿verdad?

La elegancia del erizo



La elegancia del erizo de Muriel Barbery es otro de los títulos que recientemente hemos comprado en casa vaguitos. Un libro que defiende la función de salvadora que ejerce la lectura en las personas. Mi Xavito me insistía en que lo leyera, que me gustaría y realmente, me lo he bebido de un solo trago. Sus dos personajes protagonistas se alimentan de la lectura y de la cultura para intentar sobrevivir en un entorno donde son percibidos como extraños, y hasta a veces, invisibles. El relato se halla en el número 7 de la calle Grenelle, en una zona más que pija de París. Allí "conviven" vecinos de Puturrú, como suelo llamarle a la alta gama, entre los que se encuentran un malvado crítico gastronómico, familias burguesas, altos funcionarios, hijos de papás muy muy pijos... y una señora portera. Las protagonistas son la portera y la hija pequeña de un funcionario muy importante del gobierno francés. La primera se esconde bajo el disfraz de portera casi analfabeta, iletrada diría yo, viuda, que vive con su gato y que no se mueve del sofá, salvo para regar las plantas y barrer la entrada del edificio. La segunda, pre -adolescente e incomprendida por su familia. Su hermana mayor vive únicamente pensando en la moda y en encontrar un buen marido mientras filosofa sobre la literatura en la época medieval; su madre se gasta una fortuna en la consulta del psicoanalista para olvidar sus frustraciones y su padre las ignora a las tres por completo. Renée, la portera, pasa sus días complaciendo su hambre cultural leyendo y visitando bibliotecas; hablando con su amiga Manuela que limpia en las casas de sus vecinos y reflexionando sobre la vida. Representa el papel de portera inculta para protegerse, ya que cree que una portera culta y educada puede parecer muy extraño para los ricos. Paloma, la adolescente, está asqueada con su vida. Sabe que cualquiera que la oiga pensará "pobre niña rica", pero ella realmente se siente mal por saberse incomprendida por su familia. Quisiera poder hablar con alguien de sus inquietudes. Está decidida a suicidarse y a quemar el piso de su familia para darles un escarmiento. La llegada de un nuevo inquilino, el señor Ozu, un hombre japonés de basta cultura hará que se perciban la una a la otra y las ayude a buscar la belleza en las pequeñas cosas. Está salpicada con aportaciones filosóficas, y es que la autora es profesora de filosofía, que obligan a una lectura apacible; también la cultura japonesa es esencial en la trama, tanto por la actitud zen del señor Ozu, como el gusto de Paloma por los haikus y de Renée por las películas del director japonés Yasujiro Ozu. La elegancia del erizo es una novela deliciosa, suave y dulce, para mí ha sido como beberme una buena taza de chocolate caliente con miel antes de ir a dormir.

domingo, agosto 10, 2008

que ochenta años no es nada...

Hoy me dió por el análisis, resolver intríngulis, y me vino a la cabeza la gran pregunta: "¿cuándo me dí cuenta que amaba a mi Xavito?". Lo sé, ahora lo sé, divagué un rato y pasé por los momentos más hermosos vividos con él, desde que le dediqué mi primer arroz congelado a la luz de las velas (y se lo tragó como un señor), hasta cuando agarré el bolso y le dije que me iba de casa (ahí no tragué yo jejejejej).

Pero no, el momento en qué me dí cuenta que lo amaba, y pecaré de anti-natural, porque esas cosas vienen solas, fue cuando me ví con él de viejita, cuando entre risas se me cayeran los dientes postizos en la sopa, cuando de la mano cerráramos la residencia para irnos a dormir.

El amor de abuelos, que sensible y entrañable es cuando veo a dos viejitos tomándose de las manos, con un andar más lento, pero con seguridad. Sus miradas son de "no me faltes que aún necesito mimos".

Y sí, mi xavito y yo nunca nos hemos prometido nada, ni somos una pareja de alianzas que indiquen el amor está presente, pues creo que por ese motivo me he podido imaginar con arrugas y canas, pero a su lado.


sábado, agosto 09, 2008

Música aérea

En la navidad del 2006, mi Xavito, me regaló un Ipod para que le diera uso en los aeropuertos, y no me entretenga pensando en las horas de vuelo, para que pusiera la música en el aire. A mí la música me transporta, me eleva, me arrastra, es algo que no puede faltar.

En cuanto me divorcié, allá por el año 1992, mira si tengo historia, contraje segundas nupcias con la música. A mi ex marido no le gustaba que cante en público, jamás supe si era un problema de celos o de "no quiero que brilles", pero sí, decidí que todo aquello por lo que había suspirado en silencio se convirtiera en grito, en expresión, en interpretación. Así es que me convertí en una rockola ambulante (aparato en forma de arco donde seleccionas lo que quieres escuchar) y allá donde voy en cuanto me dicen cantá, enciendo el motorcito, y me pongo en mi papel de singstar.

Comencé creyendo que la popularidad me invadiría en dos meses, inocente de míiii, luego llegó la humildad a mi puerta y me dijo:

- Nena, si no vas pronto a una academia tu garganta parecerá una huevera...

Entonces me fui a aprender, ya había estudiado a mis trece años, con Dante Gilardoni, un compositor de tangos que me hacía cantar "Perfidia" y "Baldosa floja". Ya, en mi matrimonio con la música y habiendo dialogado con la humildad, leí en el Clarín (el gran diario Argentino) un anuncio de una nueva escuela de comedia musical que instalaba mi ídola, la cantante con la que yo gritaba mañanas, tardes y noches, al compás de su cassette, Valeria Lynch; me apunté y estuve durante dos años, aprendiendo y admirando, hasta que mis alas ya habían aprendido a volar y me lancé a cantar en donde me llamaran.

He pasado por cientos de salones de fiestas, colegios, secretarías de cultura, giras, provincias, he compartido lágrimas de aniversarios, cumpleaños, bodas; jugado entre bambalinas con travestis que me vestían de plumas y pestañas postizas y me empujaban al escenario como la más atractiva de las divas. Qué disfrute, qué hechizo de hora y media me transportaba, desde que pisaba la primer tabla del escenario, hasta terminar de enrollar el último cable de mis equipos de música.

Llegada a España la cosa se apagó, y no hago responsable al país, sino que el tener que integrarme como persona no me dejaba energías para ingresar a la cantante, pero poco a poco fueron sabiendo, los que me conocen, que me gustaba ejercitar la gola, entonces y actualmente, me piden que cante en casi todas las fiestas, y eso me vuelve a elevar, siento un pentagrama encima de mi cabeza, un aire de música que me oxigena y me envuelve aún en el sitio más sombrío.

Y sí señores, Mrs. Music, me he casado con una mujer, que me embelesa y me hace sentir que aunque no brille en factor X o en operación triunfo, la ducha sigue siendo un sitio emblemático para expresarse, jejejejeje.... Amén.


jueves, agosto 07, 2008

Cuarenta velitas o una de cuarenta???



A toda la generación del 68, hago un llamado a la solidaridad: busco con suma urgencia homónimos de año que ya hayan cumplido los cuatro-cero, y que puedan certificarme que la crisis no existe, que no se presentan los canales en la cara de un día para otro y que aquello que quedaba duro y arriba de repente amanece blando y abajo.

A mí siempre me gustó cumplir años, este en especial me mantiene curiosa, decir cuarenta me suena a "ser mayor", me asusta un poco porque soy un cerebro de dieciocho atrapada en un cuerpo de cuatro décadas (casi, que hasta noviembre nada ehh), pero igual me gusta, me gustan, mis cuarenta me están atrayendo, me estoy acercando a esa edad donde según lenguas positivas, entrás en el punto G de la vida y quiero tocarlo, donde las canas dejan de ser pelos muertos, como decía una amiga de la primaria, para ser el marco de tu cara y el reflejo de la experiencia, ¡¡¡descartado que me las teñiré en cuanto aparezcan!!!, yo sigo siendo de dieciocho jejeje...

Nada, que mi cuarentena será bien recibida con una super tarta, con cuarenta velitas, o una de cuarenta, no sé, pero descarto cualquier tipo crisis mezclada con pre menopausia, a no ser que mi llamado a la solidaridad tenga respuestas y alguien me convenza de salir de mis dieciocho.

Desnudate en el mar de lo afirmativo...







Estaba pensando seriamente si la imagen es lo que cuenta.


Mi amigo Dany siempre me dice que el odia su cuerpo, que no le gusta quitarse la camiseta y dejar las lolas al aire porque siente que le cuelgan como dos merengues boca abajo (crudos claro está). Yo siempre le retruco, y me enojo con él, porque ser libre no solo implica no estar en la cárcel, los tabúes que nos solemos crear y los impedimentos que nos impartimos nos ponen entre rejas.


Con lo que me gusta a mí, la del cuerpo a dieta, desenfundar mis dos orgullos entre las rocas de mi playa y cerrar los ojos mirando al cielo, aunque ellas ya miren al suelo… Es sublime, escuchar el sonido del agua como golpea contra las rocas del muro en L, pensar que no hay nadie más y dejarse llevar… fluir, el nuevo verbo de mi cuñado Rubén, de eso ya les hablaré.


Otras veces nos encerramos entre rocas, y nos quejamos de hacerlo como si otros fueran los responsables de eso. Ayyy!!! Yo no puedo leer, no puedo mirar la tele, no puedo tirarme en el sofá, no tengo tiempo, esas quejas de bandoneón que no son más que mentiras que no decimos, como si no hubiera pruebas suficientes de que el problema es nuestro. Siempre hay un ratito para dedicarnos.


La vida es fácil, no tiene trucos, cualquier vivencia es buena si se aprende a recibirla en positivo, tan fácil como empujar las rocas que nos encontramos en la ruta y seguir el trayecto sin recordar que por patear la piedra haz roto la zapatilla. No vivamos en un tango, a desnudarse y nadar en el mar de lo afirmativo, que puedo rubricar, certificar y/o refrendar que se flota sin esfuerzo.

Los vaguitos otra vez de dieta...

Mi Xavito suele comentar, entre bambalinas, que yo por fin me he convertido en buena cocinera. Tuvo que sufrir mis ensayos de mezcladitos nominables que yo le presentaba como manjares para llegar a disfrutar hoy, según el dice, de mis empíricos platos de cheff.



He pasado por librerías, he parado más de diez veces por el sector gastronomía, he comprado libros, sin ir muy lejos, mi amiga Merchitas, la Princesa Maruja, me ha traído una colección de unos libros de una marca popular por estos lares, llenas de fotos de muy buena calidad, y recetas contagiosas; pero, a mí se me ha dado por el invento, estoy en un período creativo profundo y necesito abarcar la cocina y sumergirme en un mundo de especias, harinas y verduras.




Explico esto para pasar al motivo que nos importa: Los vaguitos estamos haciendo dieta nuevamente, y qué pasa??, que busco todas las formas posibles de no cocinar un huevo frito con picatostes encima. Mi mundo era una calabaza, diez calabacines, docenas de tomates, y centenas de hojas de lechuga, hasta que se convirtió en "Karabasuá", "Tarta de calabacín", "Gran ensalada tibia Vaguitos", y un montón de recetas "única vez" que acompañan nuestra dieta y enmascaran la palabra con la creatividad.






Debo reconocer que la semana pasada he preparado un tiramisú con la gloriosa receta de mi compañera de trabajo Juanita; ella cocina muy bien, doy fé, porque he probado su culinaria y tengo que decir que es buena buena, igual que el tiramisú que me recomendó. Bueno, a veces las dietas se cortan cuando uno tiene que ir a casa de amigos y comer un arroz negro, jejej... no podía ir con las manos vacías, sabrán comprender.




Lo cierto es que la dieta me mantiene en mi super peso, he bajado tres mil doscientos gramos (a qué parece más?), pero la idea es quintuplicar esa marca.



El deporte también hace, las diez escaleras de ocho escalones cada una que subimos y bajamos a diario varias veces nos moldean y endurecen, claro está, en mi imaginación porque tampoco se nota a la vista. Con lo que me cuesta llegar a la cima de mi casa y que no se note, es para llamar al Sr. Otis o Schindler y que nos instale urgente un remedio para esta causa, paso de seguir subiendo escaleras para adelgazar y que esos dos se rían de mí . El deporte, decía, es fundamental, nadamos dos veces al día en nuestra piscina marina y hacemos abdominales acuáticos, pero yo sé que si al salir de la playa tenemos que pasar obligadamente por Kanne Café a comprar el pan, la cosa no tiene efecto, motivo por el cual estamos intentando evitar la panadería, aunque mi Xavito suele decir: "noooo, es para las tostadas del desayunoooo, tranquilaaa".



El a las siete de la mañana ya bajó a sacar a los niños a hacer pipí (y popó), se ha dado su baño marino y ya se está pasando el factor 50 para volver al ataque, eso de ponerse la crema es una señal para decirme que me vaya a poner el bañador (no bikini), como comprenderan, y ¡¡al agua, que ya es hora!!, así que a por mi modelito y mañana más...

miércoles, agosto 06, 2008

Benicassim de nit

video

Vacaciones en el mar...

Estamos de vacaciones, casa vaguitos está inundada de sonidos con aroma a aceite de coco. Una patata que hace splash en la piscina de los apartamentos vecinos, las chicharras acaloradas que cantan sin desafinar, platos y cubiertos que hacen la sinfonía de las terrazas, nuestro fondo chill out que ameniza y le dá la armonía a todos los demás instrumentos.

Acabamos de comer, son las tres de la tarde y todos acordes suenan a siesta, mi xavito, mi respetado "hombre tumbona" disfruta con una sonrisa en la cara de las palabras de Agatha Christie, uno de los siete u ocho libros que se agenció para su período vacacional. Dá gusto verlo, frunce el ceño y cada tanto se le escucha un inspirar profundo y cuando pasan unos minutos con silencio veo como los párpados se le han caído. Disfrazó a su tumbona con tres toallones de colores diferentes porque dice que le acunan mejor su cuerpo acalorado, manías curiosas.


Dani, uno de mis hijos caninos, descansa bajo mis pies, con su cara de velador ambulante. Es que se hirió la cabeza y para que no se rasque su pediatra le puso un collar isabelino. Diego, mi otro hijoperro, está acostado a mi ladito, en el sofá, con las patas para arriba para que lo rasque.


En fin, esta casa emana placer, de cuando en cuando, mientras escribo, puedo saborear el mar que parece acariciar mi portátil por detrás, es todo muy apacible.


Estuve buscando unas fotos en el ordenador de mi vaguito, pero es una misión imposible, logro traer unas cuantas que no son las que pondría junto a este post, corto post, pero gráfico post. Bueno, pongo la que más grafique este momento...


martes, agosto 05, 2008

Versión de Orsai en papel


El próximo 1ª de julio, por fin, las librerías argentinas tendrán una versión de Orsai en papel. La tapa es la que están viendo a la izquierda, donde se observa a un pobre toro ibérico sodomizado por una vaca argentina mimosa (ampliar).

La fantasía de todas!!!!!



La fantasía de todas!!!
Mis dos amores universales juntos, el sueño de cualquiera!!!!!. Sí, se han juntado dos grandes y una pequeña que se aprovecha de ellos, bebiendo el mejor exprimido de amor imaginable. Mis dos amigos amores, mi Xavito y mi Danito, y sé que habrá problemas de cartel por esto, pero no importa, ambos lo entenderán.

El viaje de Dany, el viaje de tres amigos que se aman como muchos desearían, amor desinteresado, amor sin fronteras y aunque sé que suenan frases hechas, me pregunto, adónde tengo que firmar para certificar que es verdad.
Ha venido Dá a España, a mi casa, a conocer cómo es mi mundo aquí, en el exilio más sorprendente, apasionante y feliz que podía imaginar. Y sí, lo conoció, creo que ha entendido todos los por qué que traía en su maleta, ha comprendido, por eso sus valijas se fueron vacías de por qués y llenas de pimentones y longanizas.

Ha conocido la terraza de mis cenas con velas mirando el Mediterráneo, ha comprobado que la pintura cambia todos los días del año, desde los más verdes de botellas con mensajes a los grises más azulados.

Partimos para Italia, una tierra llena de arte vivo, emocionalmente la tierra de mis raíces, la de las intrigas, la de las esperas de pasaportes, la de las mentiras piadosas para conseguir una partida de nacimiento del nono querido.

Cómo expresar la belleza que mis retinas se trajeron consigo, cómo explicar los colores con ojos de lágrimas, cómo contar los sabores cuando se mezclan con las especias del corazón, cómo decir las palabras aprendidas en un idioma conocido pero lejano, alguien dijo hace muy poco una palabra que me gustó "IN NOMINABLE".

Han sido días de paseos en un Fiat Punto flamante con olor a "sintocar" que mostró desde la Milán de la Moda hasta la Venecia del Romanticismo, días de bicicleta por il fiume Adda que hizo que mis sentidos se agudicen al punto máximo.Verdes húmedos, palacios, castillos, ARTE, ARTE,ARTE!!!! y todo eso, repito, sazonado con la mezcla del azúcar de tres amigos que solo supieron pasarlo de maravilla.

Me ha encantado, tal vez tendría que contarles todos los sitios donde hemos estado, pero describir cada uno llevaría mucho tiempo, y para eso está internet, Manuel Vicent y Javier Reverté, yo humildemente sólo describiré los nombres: Crespi D´Adda, Bergamo, Milano, Seveso, Lecco, Lago di Lecco, Sárnico, Lago d´Isseo, Commo, Lago di Commo, Lago di Garda, Menaggio, Bellaggio, Lugano (Suiza, una escapadita), Venecia, y algún sitio más que se me olvidará. Y por supuesto, con la mejor compañía que se pueda pedir.

Que tendría que expresar más mis sentimientos en este post??... Creo que no hace falta.