jueves, julio 20, 2006

Día del amigo

Es imposible enumerarlos y nominarlos, todos tienen un lugar en mi corazón. Hoy se festeja el día del amigo en Argentina, hace cuatro años, desde que estoy aquí en España, que ese día tengo un mal sabor de boca, amargo, extraño ese festejo tan esperado, donde los restaurantes están abarrotados, donde esa crisis económica no se nota, porque al que no tiene, ese amigo lo invita.
A todos mis amigos, a los del barrio, los de la clínica, los del trabajo español, mis amig@s prim@s, mi amiga tía, los de España, los del alma, mi amiga mamá, mi amigo hermano y mi amigo amor, les diré el por qué de quererlos tanto, extrañarlos, tener ganas de darles un cachete y demás sentimientos que me provocan.

Los quiero porque me enseñan, me ayudan, por su inteligencia, su ignorancia, el cariño que me dan en una noche de lágrimas, el llamado a doce mil kilómetros de distancia, la inquietud que les provoca no saber de mí, por las recetas, por la música, por enfadarse conmigo cuando se sienten impotentes ante una actitud mía, por la impotencia que me provocan cuando no puedo darles lo que necesitan o creen necesitar, por aguantarse que los mande al psicólogo cada dos por tres, por cantar conmigo aunque no tengan ganas, por quedarse a dormir en mi casa y hacerla como suya, por los libros compartidos, los mensajes, las bienvenidas, las despedidas, los mp3, por noches de guardia escuchando gritos de pacientes, por ayudarme a no sentirme diferente en un mundo de iguales, por las noches de San Juan, por el fin de año en Nueva york, las miradas cómplices, los entendimientos a distancia, por el dinero en épocas de crisis, por el apoyo con mi viejo (papi), y por todos los detalles, millones, por cierto, que hicieron y hacen que los siga considerando especiales para mí.

Sé que considerar amigo a alguien es muy difícil, que la mayoría de nosotros los contamos con los dedos de una mano, pero a veces me pienso, cuánta gente se sentirá amiga mía y yo no la cuento como tal, o de cuánta gente creo ser amiga, y el otro no me considera igual. Por eso, este saludo va por todos, porque cada uno de los que pensé al escribir este post estuvieron, están y estarán conmigo, de cualquier manera, a través de cualquier medio de comunicación brindandome eso especial por lo cuál los elegí para disfrutarlos.

Esto es un post mimoso, hoy no me salen las metáforas y las frases pensadas para que quede bonito, hoy escribo con tinta del corazón, con quiebre de garganta y congoja de emoción para todos los que quiero y admiro.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Eres un sol, Verito, te quiero! Un muaks muy grande tambien para tí, amiga y cuñada!
Que pases un genial día del amigo (habrá que apuntar esta fecha en la agenda para el año que viene......) y que sean igual de emotivos, amorosos y elocuentes los días venideros.
(y a ver si algunos de ésos me registro, ejem....)
Ciaooooooooooo,
Ana

marcialin dijo...

Verito wapisima,una de las cosas que más me estan llenando y me resulta especial, es teneros como amigos tanto a ti como a Xavito y desde luego ahora que os tengo más cerca los 2 sois especiales para mí,beso inmenso ,abrazote para xavito, y muchas gracias con todo mi corazón por dejarme estar ahí con vosotros, me vuelven a encantar los fines de semana porque se que voy a veros;

ChocoLatina Blog dijo...

Ana, YO TAMBIEN TE QUIEROOOOOO,no sé si te habrás sentido identificada, pero estás dentro de ese grupo de personas a las que no les puse nombre.
Un beso grande y gracias por leerme.
Verito

ChocoLatina Blog dijo...

Marcialín, gracias AMIGO, para nosotros también es un placer enorme, escucharte y conocerte cada día un poco más.
Y eso que no sos sensible no me lo creo jejejejejeje
Verito