sábado, abril 29, 2006

El cumpleaños de Dá

12000 km. pesan en un día como el hoy. En Argentina hoy es el día del animal, pero para mí eso cambió a partir del año 1995. Desde ese momento el 29 de abril dejó de ser el día de la broma con los amigos y paso a ser el cumpleaños de mi amigo.
El amigo del alma, ese que un sábado de abril me lo encontré en medio de una clase de canto con los ojos como el dos de oro, sorprendido y emocionado mientras miraba a su ídola pop enseñarle truquitos para que la gola se calentara.
Entre aquel fondo enmurmullado nos encontramos, intercambiamos una corta conversación y eso alcanzó para saber que desde aquel segundo eramos amigos.
Once años de encuentros y despedidas, once años de amor profundo, de consuelo, de entendimiento, de música.
Un dúo de voces y miradas que entre canción y canción sólo podían pensar en una misma cosa.
"Que no termine nunca"
Hoy yo estoy aquí, pensando en tortas y velitas, pensando que hoy sería el día en que montábamos los equipos de sonido y nos preparábamos para ofrecerle un recital a los invitados. Hoy es el día de su cara de abrir los regalos y que no le gustaran, el de la complicidad porque yo lo sabía aunque el dijera "qué lindoooo, graciassss".
Fueron muchas escenas juntos, secretos para no dormir, mariposas en el estómago y eso se añora.
Cuando me preguntan si extraño mi tierra pienso en cuatro personas, mi tierra es cuadrada, y uno de sus lados se llama Daniel.
¡Feliz cumpleaños alma mía!

1 comentario:

daniel dijo...

Miro esa foto que pegaste y reconozco que fue uno de los segundos mas lindos que tuve con vos, se nota en la sonrisa.
Podría hablar tantas cosas de nuestra historia que seguramente no alcanzarían los espacios de esta ventana para escribirlos.
Entonces guardo dentro mio cada palabra que me gustaría decirte.
Es un cumpleaños más sin poder vernos personalmente, pero el abrazo que te di el sabado cuando esas 49 velas me decían que desee algo, volvió a que estés presente aunque sea un minuto.
Te hablé tanto de España que te la apropiaste desde hace 4 años, y la verdad que es como si yo estuviera viviendo allí también.
Pero tu sombra querida amiga mía sigue junto a mi cada segundo de mi vida y por suerte creo que para siempre.
salud argentina
salud españa
salud italia
vivo per lei
te quiero mucho